Como parte del no oficial “Mes de la autoconciencia de la auditoría interna”, presento publicaciones de blogs del pasado que se centran en mirar hacia adentro. Este tema es tan vital como cualquier esfuerzo para crear conciencia acerca de nuestra profesión. Debemos tener una visión realista y dura de lo que hacemos, cómo lo hacemos y cómo somos vistos por aquellos que están fuera de la función de auditoría interna. En esta última publicación del blog de la serie, termino con una nota positiva al explorar las virtudes que pueden llevar al éxito profesional para cualquier auditor interno.

En mi anterior publicación de blog, ofrecí 7 pecados de auditoría interna letales que tienen el potencial de arruinar una carrera de auditoría interna, por lo demás brillante. Ahora, me gustaría centrarme en las características que son esenciales para una carrera exitosa de auditoría interna. Yo los llamo las 7 Virtudes de la Auditoría Interna.

A primera vista, esto puede parecer obvio, pero es importante recordarnos que estas acciones centrales deben ser inconscientes para los auditores internos. Los desafíos de la auditoría interna moderna pueden crear presión sobre los profesionales para que actúen de manera rápida y decisiva. Si bien debemos estar dispuestos y ser capaces de satisfacer esas crecientes demandas, debemos estar atentos a que esas presiones no erosionen ni abruman nuestro compromiso de permanecer fieles a estas virtudes fundamentales.

Imparcial y de mentalidad abierta. A nadie le gustan los árbitros que juegan favoritos, o un auditor interno que tiene prejuicios. A los auditores internos se les paga para que garanticen, entre muchas cosas, el trabajo de otras personas. Por lo tanto, no hace falta decir que las opiniones personales o los prejuicios de un auditor interno deben mantenerse bajo control. Esto incluye ser sinceros sobre esos casos, con suerte inverosímiles, cuando nuestras opiniones o sesgos pueden influir en nuestro trabajo y debemos recusarnos.

Benevolente y altruista. Si bien es esencial que nuestros informes sean imparciales, esto no significa que podamos o debamos ser imparciales sobre los mejores intereses de la organización. Cuando nuestros clientes saben que estamos trabajando realmente en beneficio de la organización, es mucho más probable que trabajemos juntos de manera efectiva.

Abierta y transparente. Es de naturaleza humana que los clientes de auditoría sean más abiertos y confíen en los auditores que son abiertos y confían en ellos. Obviamente, hay situaciones especiales, como auditorías de fraude, cuando el principio general no es diestro. Pero la creación de una atmósfera de principio con mayor frecuencia tiende a mejorar los resultados de la auditoría. Me refiero a la transparencia en todo el proceso de auditoría, no solo en los informes de auditoría. Si espera hasta la reunión de salida para comenzar a discutir los hallazgos importantes con su cliente, ha esperado demasiado.

Honesto. Prácticamente todos los auditores internos reconocen la importancia de la honestidad. De vez en cuando, sin embargo, los auditores internos olvidan que puede haber grados de honestidad en las comunicaciones. Si queremos que la administración confíe en nuestras recomendaciones, es importante que nuestros informes reflejen todos los aspectos del problema. Y tenga en cuenta que la administración, no el auditor interno, toma las decisiones definitivas sobre cómo manejar los problemas identificados en un informe de auditoría interna. La honestidad es una virtud; El pecado de omisión no lo es.

Entusiasta. El entusiasmo puede ser contagioso. Es especialmente importante en la auditoría interna porque nuestro éxito depende de persuadir a otras personas para que cambien sus comportamientos. Cuando nos apasiona nuestro Trabajo, esa pasión puede extenderse a nuestros clientes y colegas. No solo aumenta la probabilidad de un cambio positivo, sino que hace que el proceso de auditoría sea más atractivo para todos los involucrados.

Seguro y confiable. Ser auditado puede ser difícil incluso en los mejores momentos. Una auditoría puede restar valor a los otros compromisos de nuestros clientes, y el proceso empeora cuando no cumplimos con nuestros compromisos. Se debe contar con los auditores, y eso significa establecer fechas límite y llegar a tiempo a las reuniones. De lo contrario, te estás poniendo a ti ya tu jefe en una posición difícil.

Aprendiz de por vida. El compromiso con la educación continua es una virtud para cualquier persona, pero es especialmente importante para los auditores internos. Una base sólida de habilidades técnicas y conocimiento de la industria es crucial, y debido a que nuestro trabajo abarca todo el universo de riesgos que enfrentan las empresas modernas, es esencial una comprensión sólida de las complejidades y matices de las empresas. Los mejores auditores internos tienden a dejar tiempo en sus horarios cada semana para la educación continua u otras actividades de superación personal.

Ya que estamos en el tema de las virtudes, no olvidemos la virtud del voluntariado. Si bien no es una de las siete virtudes cardinales de la auditoría, es ciertamente una forma en la que podemos trabajar juntos para mejorar nuestra profesión. Le insto a que considere el voluntariado, ya sea dentro de su propia organización, a través de un capítulo local de IIA, o con otra asociación profesional. Puede ayudar a los compañeros practicantes hablando en las reuniones del capítulo, escribiendo artículos sobre auditoría interna, participando en un programa de revisión por pares de auditoría interna y de muchas otras maneras. Cualquiera de estas actividades puede hacer una gran diferencia en la carrera de alguien, y puede encontrar que el proceso de voluntariado también hace una diferencia en su propia carrera. Después de todo, el lema de The IIA es Progreso a través del compartir.

Como siempre, espero sus comentarios.

Declaración:

Richard F. Chambers, Presidente y Director General del Instituto Global de Auditores Internos, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de Auditoría Interna.

Fuente: https://global.theiia.org/knowledge/chambers-spanish/Pages/7-Caracteristicas-del-Auditor-Interno-Virtuoso.aspx