Auditoría remota: tiempos desesperados exigen medidas desesperadas

La conversación sobre nuevos enfoques de auditoría, el uso de tecnología y las técnicas de auditoría remota ha durado varios años. Sin embargo, en varias encuestas de empresas realizadas en los últimos dos años, pocas empresas informan de la implementación de auditorías remotas más allá de la escala de pruebas.
El surgimiento del COVID-19 y sus restricciones de viaje en todo el mundo relacionadas, junto con la necesidad existente de realizar auditorías normativas, legales o inmediatas orientadas a las necesidades, están renovando la conversación y centrando los esfuerzos de auditoría interna en encontrar alternativas a la auditoría presencial tradicional que se puede implementar ahora. La auditoría remota puede ser una buena alternativa, especialmente porque la mayoría de las empresas han restringido los viajes a funciones críticas para el negocio, y muchas jurisdicciones del mundo han cerrado temporalmente las fronteras.
Este informe de conocimientos examina los retos de la auditoría remota y ofrece estrategias para superarlos en cada parte del proceso de compromiso de auditoría: planificación, revisión de documentos, trabajo de campo, entrevistas y reuniones de clausura. También comparte las mejores prácticas de tres organizaciones que han utilizado la auditoría remota en su respuesta al COVID-19.

Descargar documento (Português)

Descargar documento (Español)