Según el nuevo informe de la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE), un solo caso de fraude le cuesta a la organización víctima un promedio de más de U$ 1.5 millones, estimándose que las organizaciones pierden el 5% de sus ingresos cada año por fraudes.

En el Informe de 2020 de ACFE a las Naciones , se basa en 2.504 casos de fraude investigados por CFEs en 125 países. El fraude típico duró 14 meses antes de ser detectado y causó una pérdida media de U$ 8.300 por mes.

Un hallazgo clave en el informe es una tendencia emergente de organizaciones que favorecen los acuerdos civiles y las medidas disciplinarias internas en lugar de remitir sus casos de fraude a la justicia. Las organizaciones que optaron por acuerdos civiles aumentaron al 28% en 2020 desde el promedio del 23% en la última década. Del mismo modo, las denuncias a tribunales se han reducido del 69% en 2008 al 59% en 2020.  

VER INFOGRAFÍA

Fuente: https://www.linkedin.com/company/acfe-capitulo-chileno/