En la publicación de blog de la semana pasada, expuse el caso de los auditores internos para que den un paso adelante y demuestren su valor antes de la recesión que se avecina. Una nueva encuesta rápida del Centro Ejecutivo de Auditoría del IIA (AEC, por sus siglas en inglés), que analizó cómo las organizaciones han reaccionado al COVID-19, proporciona una imagen decididamente mixta del papel de la auditoría interna en el tiempo transcurrido desde que la Organización Mundial de la Salud lo declarara una pandemia.

Si bien la mayoría de los directores ejecutivos de auditoría encuestados informaron que ahora están involucrados en las respuestas de sus organizaciones al coronavirus, el 37% dijo que deberían haber sido llamados antes para discutir los riesgos y las posibles respuestas. Solo un poco más – 43% – sintió que fueron involucrados de manera oportuna.

Se encontró una correlación clara entre el tamaño del área de auditoría interna y la oportunidad en la que fueron involucradas. Los encuestados en áreas de auditoría interna más pequeñas expresaron la mayor preocupación, con casi la mitad (48%) diciendo que no estuvieron involucrados de una manera oportuna. Las preocupaciones expresadas sobre la oportunidad de participación disminuyeron progresivamente para funciones más grandes, con los encuestados de los más grandes (más de 26 empleados) expresando la menor preocupación (23%).

No es sorprendente que las organizaciones se enfocaran inicialmente en evaluar los impactos inmediatos. Del informe de la encuesta rápida:

  • Estrategia: Las respuestas estratégicas iniciales se centraron en evaluar el impacto a corto plazo (78%) y en comunicarse sobre esto con la junta (72%).
  • Finanzas: Entre los encuestados, 4 de cada 10 dijeron que sus organizaciones habían cerrado oficinas, exploraron reducciones de costos a corto plazo u operaciones reducidas.
  • Foco en los empleados: Casi todos los encuestados dijeron que sus organizaciones habían implementado trabajo remoto para los empleados (96%). Y a pesar de que los viajes se han visto severamente restringidos desde que se realizó la encuesta rápida hace una semana, en ese momento, siete de cada 10 dijeron que habían restringido los viajes, y casi cinco de cada 10 dijeron que los viajes fueron eliminados.
  • Foco en el cliente: Muchas organizaciones habían desarrollado una estrategia de comunicación para los clientes (82%), pero menos de la mitad dijo que habían desarrollado nuevas políticas para la salud y seguridad del cliente.

Si bien los hallazgos sobre la oportunidad de la participación de la auditoría interna son preocupantes, la encuesta también proporciona datos que sugieren que hay oportunidades para que la auditoría interna brinde apoyo continuo a través de la información relevante y perspectiva. Por ejemplo, sólo aproximadamente la mitad de los encuestados (51%) informaron que sus organizaciones habían realizado una evaluación detallada del impacto a largo plazo, y menos de la mitad (45%) informaron una revisión de sus planes estratégicos con la administración. Esas dos áreas serán importantes a medida que las organizaciones de todo el mundo manejen los riesgos actuales relacionados con el COVID-19 y la crisis económica.

Otro punto de datos identifica una oportunidad abordada en el artículo de blog de la semana pasada. Si bien gran parte de lo que escribí se centró en el apoyo de auditoría interna para las reducciones de costos a corto plazo antes de una recesión económica, incluyó una advertencia importante:

Sin embargo, es importante reconocer que muchas acciones de ahorro pueden afectar los riesgos futuros. Reducir los costos incorrectos puede resultar en someter a la organización a riesgos inaceptables en el futuro. Es necesario que haya un equilibrio entre las reducciones de costos necesarias y una gestión de riesgos efectiva en el futuro (por ejemplo, suficientes controles internos sobre los contratos y proveedores).

La encuesta rápida encontró que sólo el 25% de las organizaciones habían explorado estrategias de reducción de costos a largo plazo. Eso presenta otra oportunidad para que la auditoría interna proporcione una visión que ayudará a dar forma a la forma en que sus organizaciones planean la recuperación y aumentar la producción una vez que la pandemia disminuya.

Si bien la encuesta la realizó el AEC, los resultados están disponibles para cualquier persona. Los encuestados eran de América del Norte (EE.UU. Y Canadá), pero creo que nuestros hallazgos proporcionan datos de evaluación comparativa importantes aplicables a organizaciones esencialmente en cualquier lugar. Animo a todos mis lectores a echar un vistazo al informe. Este y otros recursos valiosos están disponibles ahora en nuestro nuevo sitio web de intercambio de recursos COVID-19 del IIA, tanto de américa del norte como global.

Como siempre, espero sus comentarios.

Sobre el autor:

Richard F. Chambers, presidente y CEO del Instituto de Auditores Internos Global, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de auditoría interna. Fuente: https://global.theiia.org/knowledge/chambers-spanish/Pages/Las-respuestas-iniciales-a-la-pandemia-no-se-apoyaron-en-la-auditoria-interna.aspx