Los 11 riesgos que figuran a continuación fueron cuidadosamente seleccionados de una amplia gama que probablemente afectará a las organizaciones en 2020 y fueron examinados a través de entrevistas en profundidad con los miembros de la junta directiva, la dirección ejecutiva y los CAE.

CIBERSEGURIDAD: La creciente sofisticación y variedad de ciberataques sigue causando estragos en las marcas y la reputación de las organizaciones, lo que a menudo resulta en impactos financieros desastrosos. Este riesgo examina si las organizaciones están suficientemente preparadas para gestionar las ciberamenazas que podrían causar trastornos y daños a la reputación.

PROTECCIÓN DE DATOS: Más allá del cumplimiento de la normativa, la preocupación por la privacidad de los datos va en aumento a medida que los inversores y el público en general exigen un mayor control y una mayor seguridad de los datos personales. Este riesgo examina la forma en que las organizaciones protegen los datos confidenciales bajo su cuidado.

CAMBIO REGULATORIO: Una variedad de temas regulatorios, desde tarifas hasta nuevas leyes de privacidad de datos, impulsan el interés en este riesgo. Este riesgo examina los desafíos a los que se enfrentan las organizaciones en un entorno regulatorio dinámico y a veces volátil.

RESPUESTA DE CONTINUIDAD DE NEGOCIO/CRISIS: Las organizaciones se enfrentan a importantes retos existenciales, desde las violaciones cibernéticas y los desastres naturales hasta los escándalos de reputación y la planificación de la sucesión. Este riesgo examina las capacidades de las organizaciones para prepararse, reaccionar, responder y recuperarse.

DATOS Y NUEVAS TECNOLOGÍAS: Las organizaciones se enfrentan a importantes perturbaciones impulsadas por el ritmo acelerado de la tecnología y la creciente facilidad de la recopilación masiva de datos. Considere los modelos de negocio tradicionales frente a los digitales. Este riesgo examina la capacidad de las organizaciones para aprovechar los datos y las nuevas tecnologías para prosperar en la cuarta revolución industrial.

TERCEROS: La creciente dependencia de servicios de terceros, especialmente en torno a la TI, exige una mayor supervisión y mejores procesos. Este riesgo examina la capacidad de las organizaciones para seleccionar y supervisar contratos con terceros.

GESTIÓN DEL TALENTO: El desempleo históricamente bajo, una economía gigante en crecimiento y el impacto continuo de la digitalización están redefiniendo la forma en que se hace el trabajo. Este riesgo examina los retos a los que se enfrentan las organizaciones para identificar, adquirir y retener el talento adecuado para alcanzar sus objetivos.

CULTURA: “La forma en que se hacen las cosas por aquí” ha estado en el centro de una serie de escándalos corporativos. Este riesgo examina si las organizaciones entienden, monitorean y manejan el tono, los incentivos y las acciones que impulsan el comportamiento.

INFORMACIÓN DE LA JUNTA: A medida que los reguladores, los inversionistas y el público exigen una mayor supervisión de la junta, las juntas confían más en la información que se les proporciona para la toma de decisiones. Este riesgo examina si las juntas directivas están recibiendo información completa, oportuna, transparente, precisa y relevante.

ÉTICA DE LOS DATOS: La sofisticación de la recolección, análisis y uso de los datos se está expandiendo exponencialmente, complicada por la inteligencia artificial. Este riesgo examina la conducta de la organización y los posibles daños financieros y de reputación asociados a la falta de un buen gobierno de los datos.

SOSTENIBILIDAD: El crecimiento de la conciencia ambiental, social y de gobernabilidad (ESG) influye cada vez más en la toma de decisiones organizacionales. Este riesgo examina las capacidades de las organizaciones para establecer estrategias para abordar cuestiones de sostenibilidad a largo plazo.

Ver documento completo