La crisis de salud generada por el virus COVID-19 grita a través de los encabezados de los diarios de todo el mundo. Nadie negaría que el enfoque inmediato debe permanecer en combatir y derrotar a este virus silencioso pero dañino. Sin embargo, el virus también trae potencialmente graves consecuencias económicas.

Una encuesta entre economistas ahora coloca las probabilidades de una recesión en Estados Unidos en 80%, de acuerdo con Reuters. Me temo que incluso ese número es demasiado conservador. Independientemente de la magnitud exacta, nadie puede negar que COVID-19 tendrá el impacto más significativo en nuestra economía en más de una década.

Considere que los mercados de valores de EE.UU. están en camino de tener su peor mes desde 1931. Eso significa que el mercado de valores en marzo de 2020 se ha desplomado más que cualquier mes anterior a las recesiones de EE.UU. de 1949, 1958, 1973, 1990, 2001, o incluso el gran recesión de 2007-2009. Los mercados de todo el mundo están viendo impactos económicos similares. En mi opinión, la conversación ya no es si estamos enfrentando una recesión. En cambio, la cuestión es qué tan profunda será, y cuánto tiempo durará?

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con auditoría interna? Después de haber experimentado al menos seis recesiones durante mi carrera, sé que las recesiones económicas ofrecen amenazas y oportunidades para la auditoría interna. Las organizaciones que enfrentan presiones severas en el resultado final del balance a menudo penalizan desproporcionada y tontamente a la auditoría interna al hacer reducciones de presupuesto y personal. En 2009, por ejemplo, el 35% de los departamentos de auditoría interna de las empresas Fortune 500 perdieron personal. En un artículo de blog de hace sólo dos meses, advertí de esta posibilidad e insté a los auditores internos a articular claramente el valor a sus organizaciones antes de la próxima recesión.

Ahora debemos centrar nuestra atención en demostrar cómo la auditoría interna puede ayudar a las organizaciones a navegar la recesión económica que se avecina. Como profesión, tenemos el deber de “seguir los riesgos”. Cuando la presión sobre el resultado final del balance (y potencialmente incluso la capacidad de supervivencia de la organización) se convierte en un riesgo primario, debemos arremangarnos y ponernos a trabajar. En la Sede Global del IIA, nuestros recursos de auditoría interna se han centrado por casi dos semanas en examinar el impacto fiscal de la pandemia a corto y largo plazo en la organización.

En 2009, el mundo estaba experimentando las profundidades de la peor crisis financiera en 70 años, y los auditores internos se centraron entonces en la identificación de las reducciones de costes también. Revisité una encuesta del IIA de fines de 2009 para obtener una perspectiva sobre dónde tuvieron el mayor éxito. Estas fueron las cinco áreas:

  • Pagos a proveedores.
  • Cumplimiento / administración de contratos.
  • Estructura de control de la organización / ámbitos de control.
  • Construcción y proyectos de capital.
  • Aseguramiento de ingresos.

Sin embargo, antes de lanzar extensos esfuerzos en estas cinco áreas, asegúrese de que lo hace bien. En 2010, Harvard Business Review ofreció consejos en un artículo, “Cuándo tienes que reducir los costos – ahora”. (). Los autores hicieron dos observaciones muy astutas: (When You’ve Got to Cut Cost – Now). Los autores hicieron dos observaciones muy astutas:

“Primero, olvídate de encontrar una sola idea que cambie radicalmente la estructura de costos de tu organización o departamento, resolviendo así tu problema de una vez. (Si existiera tal idea, lo más probable es que conlleve tanto riesgo que la organización nunca esté dispuesta a implementarla). En cambio, debe planear alcanzar su objetivo con una combinación de 10 o más acciones”.

“Segundo, el grado de interrupción organizacional causada por tus reducciones generalmente será proporcional al grado del corte que usted haga.”

Los autores proporcionaron estas ideas específicas para lograr la reducción del 10% en los costos de la forma más sencilla:

  • Tomar acciones de personal que pudieran estar atrasadas.
  • Reducir el gasto en gestión de departamentos.
  • Tener el control del gasto “misceláneo”.
  • Mantener bajos los aumentos salariales.
  • Volver a proponer ideas de ahorro de costes rechazadas previamente.

Ninguna de estas son ideas radicales o nuevas, pero pueden ser muy poderosas cuando se implementan rápidamente.

Sin embargo, es importante reconocer que muchas acciones de ahorro de costos pueden afectar riesgos futuros. Reducir los costos incorrectos puede resultar en someter a la organización a riesgos inaceptables en el futuro. Es necesario que haya un equilibrio entre las reducciones de costos necesarias y la gestión efectiva de riesgos en el futuro (p.ej. suficientes controles internos sobre los contratos y los proveedores).

El propósito de este blog es estimular a los auditores internos para que tomen medidas ahora en respuesta al imperativo inminente de reducir costos. Animo a todos los departamentos de auditoría interna a iniciar inmediatamente un diálogo con la gerencia y el comité de auditoría sobre los riesgos emergentes que puede traer una recesión. Aborde la conversación con ideas sobre cómo la auditoría interna puede ayudar ahora y en el futuro.

La actual crisis de salud no tiene precedentes en los tiempos modernos. La auditoría interna se probará una vez más para demostrar su valor identificando y respondiendo a los riesgos provocados por la pandemia de una manera que apoye mejor a la organización. Este no es un “proyecto” a corto plazo para la auditoría interna. De hecho, los riesgos relacionados probablemente continuarán hasta bien entrado el próximo año y cambien dramáticamente durante ese tiempo. Esto exigirá de auditoría interna seguir siendo ágil, adaptable y sensible. Nuestras organizaciones no merecen menos.

Agradezco sus ideas sobre las formas en que la auditoría interna puede ayudar a las organizaciones que enfrentan presiones en el resultado final del balance.

Sobre el autor:
Richard F. Chambers, presidente y CEO del Instituto de Auditores Internos Global, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de auditoría interna.
Fuente: https://global.theiia.org/knowledge/chambers-spanish/Pages/La-pandemia-y-la-recesion-inminente-exigen-que-auditoria-interna-de-un-paso-al-frente.aspx